Domingo de Luna Llena. Correspondencias. Para tu BoS ;)

Domingo, día del sol
Correspondencias:
Signo: Leo 
Color: Amarillo, dorado
Fruta:Melón, plátano. 
Hierba: Canela, clavo, azafrán. 
Piedra: Ágata, ámbar, diamante, topacio. 
Hechizo: Éxito, protección, espiritualidad, familia, relaciones.

Luna llena : Luna Llena
Que hechizos hacer:
Lo notorio y lo publico. Durante el ciclo en que la luna esta mas iluminada – y mientras mas cerca de la luna llena mejor- es el momento de emprender todo aquello para lo que deseamos notoriedad y prestigio publico.

Imagen

El Dios Cernnunos y La Diosa Luna

Anuncios

Dios

Dios esté en mi cabeza, y en mi entendimiento,

Dios esté en mis ojos y en mi mirada,

Dios esté en mí boca y en mis palabras,

Dios esté en mi lengua y en mi gusto,

Dios esté en mis labios y en mi saludo.

Dios esté en mi nariz y en mí olfato y mi inspiración

Dios esté en mis oídos y en mi audición,

Dios esté en mi cuello y en mi humildad,

Dios esté en mis hombros y en mi porte,

Dios esté en mi espalda y en mi postura.

Dios esté en mis brazos y en mi dar y recibir,

Dios esté en mis manos y en mi trabajo,

Dios esté en mis piernas y en mi caminar,

Dios esté en mis pies y en mí firme conexión,

Dios esté en mis articulaciones y en mis relaciones

Dios esté en mis entrañas y en mis sentimientos,

Dios esté en mis intestinos y en mi perdonar,

Dios esté en mi talle y en mis movimientos,

Dios esté en mis pulmones y en mi respiración,

Dios esté en mi corazón y en mis afectos.

Dios esté en mi piel y en mi tacto y mis caricias,

Dios esté en mi carne y en mis penas y suspiros,

Dios esté en mi sangre y en mi vivir,

Dios esté en mis huesos y en mi morir,

Dios esté en mi final y en mi revivir.


De Caroline Miss, su libro: Anatomía del Espíritu.


mauge-281

Sobre la religión (Mis creencias)

No sé si creo realmente en la religión como una institución, con reglas, deberes y derechos, eso lo creó el hombre.

Pero sí creo en un poder creador, en la energía que de él deriva, el que muchos llaman Dios. Todos formamos parte de ella, todos somos, de alguna manera, “Dios”, y es maravilloso pensarlo así. La fe que tengo dentro mío es hermosa, es luz, es paz, es relax, es amor, es tranquilidad, es saber que estoy armonizada con la vida y con lo que sucede a mi alrededor. Sigue leyendo