Mi Historia. ¿Por qué soy como soy?

Cuando tenía cinco años, mi padre decidió que la mejor manera de acabar con su adicción al alcohol y a la violencia familiar era suicidarse.
No sólo cumplió con el objetivo, sino que lo hizo en la habitación siguiente a la mía.
De esa noche no recuerdo mucho, salvo a la policía, las ambulancias y los vecinos intentando sacarme por la ventana, de manera que no viera nada.
Lógicamente en ese momento de mi vida poco podía entender, era tan sólo una pequeña niña, que todo lo que quería era el amor de la madre y jugar la mayor cantidad posible de juegos.
No parecía haber consecuencias demasiado graves, al menos en esos días. Con los años mi hermana también enfermó y seguía persistiendo la violencia y la depresión. Poco a poco fui queriendo escapar, corría debajo de las camas y me tapaba los oídos para no escuchar, -ni ver-, lo que sucedía.
Hasta que realmente fui dejando de escuchar, realmente tenía problemas de audición, y tuvieron que recorrer hospitales, hacer audiometrías y verificar que con nueve años, esta niña fue declarada “Discapacitada auditiva”. Una Hipoacusia que para muchos era grave, pero para mí significaba gratos momentos de silencio, una buena manera de escapar del dolor y las peleas. Una buena manera de desaparecer cuando las cosas no iban bien. Pensé que había un Dios generoso que entendía lo que yo necesitaba y me otorgaba los deseos, aunque fuera pequeña y pidiera cosas incongruentes.
Fue dolorosa la infancia, ser el centro de las burlas de un instituto escolar, volverme cohibida y de contados, contadísimos amigos, tenerle miedo a toda persona que me mirara “De esa manera extraña”, sintiendo que algo había hecho mal, que no debería ser como era, que estaba mal tener problemas.
Con los años aprendí a respetar los desafíos, aprendí también, a quererme como nadie me ha querido. Aprendí que puedo hacer mil cosas, que no soy tan poco como otros dijeron, que no siempre puedo adaptarme a otros, pero que otros podrían adaptarse a mi.
Honestamente, con una mano en el corazón, me costó mucho aceptarme, aceptar los límites, aprender a abrazarlos y superarlos. Me costó mucho ver que podía ser amiga de la gente, que podía brindar amor, y que podía también, dejarme querer. Aprendí que nada es tan peligroso como el propio miedo, el propio prejuicio, el sentir que uno “No puede”.
Considero que uno puede conseguir todo lo que desea, si realmente se lo propone, considero que nada es tan grave como uno lo ve, la mente tiende a “Agrandar” e “Inflar” Enormemente los problemas. Pero siempre hay una salida, quizás no la veamos, pero la salida está. Y no es la muerte, no es bajar los brazos, no es escapar por los caminos que conducen a más problemas y angustias. Es simplemente tomar valor y abrazar los sueños.
Considero también que uno mismo se conoce lo suficiente y tiene las herramientas necesarias para llegar a donde quiera llegar. Hoy en día (gracias en parte, a la tecnología) puedo escuchar lo suficiente como para entenderme con la gente “Normal”, lo suficiente como para amar, sentir y bailar, lo suficiente como para escuchar la música que amo y las palabras del corazón de la gente. Lo suficiente como para saber que nada, absolutamente nada, es imposible.
Me produce muchísima impotencia el ver el maltrato que reciben ciertas personas, con distintas capacidades diferentes, o diversas razas, o por su preferencia sexual, o por su estatus, o lo que sea. Cada vez que veo ese maltrato recuerdo a la niña que aún vive en mí, que alguna vez fue maltratada, avergonzada y lastimada. No por personas malas, jamás. Sino por personas ignorantes, que desconocían lo que provocaban.
No seamos ignorantes, no critiquemos al otro por ser diferente, de hecho, festejemos esa diferencia, aceptémonos tal como somos, seamos compasivos y amorosos. Seamos amables con nuestros hermanos, compartamos o no ideas o preferencias. Lo que a ti te falta, otro te lo puede proporcionar. Lo que a ti te sobra, otro lo puede necesitar.
Y como creo que lo que me sobra a mí es amor, eso es lo que doy, todos los días, a todos los seres que me cruce. Como lo que me sobra es este don de comunicarme hoy con vos, te pido que abras tu mente y que te despegues de tus prejuicios, que abras tu corazón y me ayudes a que todos, de a poco, creemos un mundo mejor.

María Eugenia Domé


14 pensamientos en “Mi Historia. ¿Por qué soy como soy?

  1. Sos una bellísima persona!!!!! Gracias por escribir cosas tan conocidas por todos pero a la vez tan difíciles de explicar. Mi nombre es Monica y me pongo a tu servicio para cuando quieras. BESOS,BESOS,BESOS

  2. Mil Gracias y abrazos de Luz para vos, Mónica! Gracias por leerme, un besazo!!

  3. Mari, he “escuchado” en esta nota la voz del Amor, literalmente… es lo que nos hace “Distintos”… en esta ocasión como nadie te topaste con alguien que “causalmente” hoy, pues no creo en las “casualidades”, te pidió amistad virtual via Face… ahora encuentro este escrito y, “no te das una idea Mari”, lo identificado que me siento, sabrás un 10% de lo que menciono pues “tu Amor” abrió las puertas de esta amistad y ya habrás visto mi foto y consecuentemente, mi rostro hecho cicatriz desde los 6 años a causa de un accidente… por eso sin dudas, “te conozco”, por eso sin dudas “Dios te puso en mi camino”… Por eso también y vaya a saber porqué, si pudiste leer en mi página web mi CV, la Vida me hizo ser y disfrutar de la docencia, con el afortunado plus de brindar clases a personas “Hipoacúsicas” entre otras cosas….
    Te Admiro tanto como me asombra esta afinidad tan afín….
    Lo Presencial es Secundario, por lo pronto no quiero perder tu contacto escrito que hoy he recibido en regalía….

    Marcelo Angel Tarazona.

  4. bueniisiimo flaca…me encanto lo qe leiii sos la mejor no lo olvides te kiero mucho!!!

    Mayra Centurion

  5. Esta bello tu testimonio, solo falta una cosa que a su tiempo llegara.
    Un placer leerte, muchas Bendiciones a tu vida….saludos….:)

  6. Eres hermosa, gracias por tus palabras, hoy han sido un trago para el alma de un anónimo que busca el camino de regreso.

  7. EL MUNDO ESTA LLENO DE LUZ, EL UNIVERSO ES LUZ DESDE QUE NACEMOS,
    PERO LA VIDA ES TAN PEQUEÑA TAN PEQUEÑA,
    QUE NECESITAMOS ESTAR TODO LA VIDA COMPRENDIENDO QUE SOMOS,
    Y PASAMOS POR LA VIDA COMO UN RAYO DE LUZ,
    QUE CUANDO NOS VEN ESTAMOS A MIL AÑOS DE DISTANCIA DE LO QUE VEMOS,
    ASI ES LA VIDA,
    CON UN POCO DE SUERTE, QUIZA ALGUN DIA TU Y YO ESTEMOS ES EL MISMO RAYO DE LUZ,
    Y ENTONCES, Y SOLO ENTONCES SABREMOS QUE LA VIDA MERECE LA PENA VIVIRLA.
    CUANDO EL UNIVERSO SE UNE PARA CREAR ALGO MARAVILLOSO A ESO LO LLAMAMOS AMOR,
    ES UN RAYO PERFECTO DESDE CUALQUIER AÑO LUZ.
    DESDE MI PARTE DE LUZ DESDE MI PARTE DE UNIVERSO,
    TE ENVIO ESTE MENSAJE QUE TE LLENE DE LUZ TU MUNDO.

    BASI.

  8. Maravillosas palabras Basi, muchísimas gracias por tanta luz, de algún modo, todos estamos entrelazados, Un beso Grande!

  9. Me encanta lo que escribis ..me vi en mas de un parrafo “no te extraño. nos extraño ” esa frase es mortal🙂

  10. Es simplemente tomar valor y abrazar los sueños.
    Considero también que uno mismo se conoce lo suficiente y tiene las herramientas necesarias para llegar a donde quiera llegar…

    que buenos pensamientos, que fortaleza mari a mi me toco una vida recontra dificil con respecto a algunos vicios,no mios.. u.u sos una gran persona se nota! me lei todo ja buenisimo hermosa!
    buenas vibras !!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s