Y me acordé de repente, 
que hoy necesitaba ese abrazo que me brindaste.
Siguen pasando los años, 
nuestras vidas toman caminos diferentes
pero, sin embargo, siempre siguen unidas.
Suelo decir que no creo en el destino,
pero es tan extraño este sincronizar continuamente,
que nunca termina el parapente,
que nunca se desprenden del todo nuestras almas,
que siempre hay algo más allá de todo
que nos vuelve a unir, 
con la fuerza de un volcán,
y como un imán, 
recorres dentro de mí
cada emoción que la vida me da,
cuando nos atrevemos a mirarnos otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s