No quería ser princesa.

No me trates como una princesa
si después te marcharás como la demás gente.
No me ilusiones con promesas que ya no creo
en las palabras obsecuentes,
nada queda de inocencia en mi mente,
ya he escuchado demasiados versos de amor
de hecho, me he vuelto una pequeña poeta y tengo alas y puedo volar,
porque encontré en mi interior una compañera que me ha vuelto a recordar
que no importan los fracasos, son un paso más a la verdad.
Ya no quiero dormir, abrazando a la almohada
ya no quiero sentir el vacío
en las cosas que me comenta la gente
ya no me importa lo que digan porque
yo misma me encontré en el fondo del abismo
y en lo oscuro he encendido una vela poderosa
que no se ve pero se siente dentro de las válvulas
que llevan emociones a mi corazón-
Ay!, disculpa, disculpa, me volé otra vez,
te decía que, no me trates como a una princesa,
no sólo porque no lo soy,
sino que sólo creo en palabras honestas,
como las que me dices tú con miedo y pidiendo perdón
por no saber quedarte
no importa, sin condición, me quedaré a amarte…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s