Bipoleame, que necesito descargar

Estoy embarazada. Ya pasaron dos meses, por lo cual bajó un poco toda esa emoción de cuando recién te enterás. Lo busqué durante más de un año, sin prisa pero sin pausa, le dí al ejercicio con toda la furia, sí señor. Hasta que un día dije – No puedo más. No quiere venir, no va a venir, no voy a ser madre, mejor me busco otra meta. Y me rendí.

Un mes después tenía en mis manos el cosito ese con las dos rayitas. Me quedé sentada en el baño, paralizada, llorando sin parar (créanme que hacía muchísimo que no lloraba, al menos no por una razón coherente, porque bueno, me falla). En parte no lo podía creer, porque según mi médico, al que vi anteriormente, ” Es imposible que quedes, hasta que no te saquemos ese quiste de agua que está obstruyendo el paso de los soldaditos”. Pero no, el quistecito se fue a la mierda, y los soldaditos pasaron, bah, EL soldadito, esperemos que sea uno, y que sea macho, que las mujeres me dan pánico.

En fin, el día que me enteré hacía justo una semana que me había separado de mi novio, con el que estaba conviviendo, y ya me había instalado de nuevo en lo de mi mami. Si, qué oportuno. Se lo comuniqué, nos encontramos, me hizo el cuento del eterno amor, pero no. No volvi. O bah, Hice un amague de volver, pero en realidad, después de lo que había pasado, no era mi intención reanudar la relación, si lo pensé fue por mi hijo/a que , me hubiera encantado, tenga su papá , su mamá, un perro quizás, y todo eso. Pero la realidad es que si seguía junto a mi pareja hubiera sido más tragedia que armonía, así que por el bien de todos, separé las cosas.

No voy a detallar los motivos de la ruptura, sólo voy a decir que no hay marcha atrás. Que no tengo miedo, que de alguna extraña manera me siento fuerte, capaz, y tranquila. Lo único que por ahí me da un poco de duda es si seré una buena madre, y si podré darle todo lo que quiero darle, miedos comunes, supongo.

Cambié mucho, incluso de antes de quedar embarazada. Ya no escribo como antes, ya no soy la misma, mi espíritu tambalea, a veces estoy feliz, a veces triste, a veces nada. Y a pesar de ser ultra sensible, mi inspiración ya no es la que era, por eso quizás, no hay poesía hoy, y hay reflexión.

Me despierto cada día pensando qué puedo hacer para que el futuro de mi pichón/a sea mejor, qué puedo hacer para mejorar su ambiente, su educación, de qué manera puedo darle mejor mi amor. Que es lo único que se hacer bien. Veremos qué pasa.

Anuncios

5 pensamientos en “Bipoleame, que necesito descargar

  1. Primero te felicito, después te sigo felicitando y por último, no por cursi es menos cierto, que si lo amas vas a ser buena madre no se necesita mucho más.

  2. Gracias Gus, espero que así sea, y que me salga sanito, si es feo lo puedo tapar jajajaja, besazo!

  3. Hola, estoy encantadísima de conocerte. Por alguna casualidad de la vida puse en google una frase por ver que aparecía y tu blog fue el tercer enlace. (el primero era de una enamorada melosa jaja.. 🙂 )
    Sinceramente lei este comentario por casualidad (bueno porque el primero me parecia demaciado largo 😉 ) y me parece tan maravilloso que estoy haciendo este comentario solo para felicitarte primero por tu bebé y para decirte que eres una mujer muy fuerte. No te conozco pero sería un placer.
    Ah! y que sepas que apoyo muchisimo tu decición de tener tu hijo sola porque tienes razón, estar con tu pareja a largo plazo te hubiese hecho infeliz no solo a ti también al bebé que no tiene culpa. (Bueno que si ya volviste con él pues tal vez estoy metiendo la pata….jejeje…..que te valla muy bien..) pero bueno, eso que me estoy enrrollando, felicidades y suerte!

  4. Gracias corazón, el gusto es mío, puedes encontrarme en Facebook con el nombre María Eugenia Domé, gustosa te acepto. No volví con el, nunca lo haré, jaja.
    Un beso grande y bienvenida!

  5. Más allá de tus vivencias, las emociones que no turban tu razonamiento encuentro la base que te permite expresarte: tu escritura. Todo trasparenta una vocación que no debes abandonar y además… guardarte para un día compilar esas historias de vida en tu libro. SERÁ BEST-SELLER! Sos la Poldy Bird sin lágrimas – TODO UN ESTILO. (Lee: Cuentos para leer sin rimel).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s