No fue tu error ser como eres. Fue mi error esperar que fueras como yo quisiera que fueses. Y cuando te acepté dejé ir un trozo de corazón. Por que lo que tú querías que yo fuera, no era lo que yo era. Somos almas diferentes, ya no hay punto de encuentro. Es la razón por la que duele. La razón por la que no nos entendemos, la razón por la que nos alejamos y nos acercamos, casi constantemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s