Por más que busque un reemplazo perfecto, divertido, ingenioso, cariñoso y profundamente paternal… y aunque los quiera con todo mi corazón… ninguno de ellos sos vos.

Estoy aprendiendo que en la  vida algunos nos aprecian y otros simplemente nos son indiferentes, comienzo a aceptar que no te tengo, que nunca te tuve y que quizás, jamás te tendré.

Sé que no estarás allí el día de mi boda, tomando mi mano, rozando mi pelo, queriéndome más, sé que no recibiré de tus brazos un tierno regalo cariño, afecto, ni nada de todo eso que alguna vez esperé.

Sin embargo hoy quiero decirte, que estarás en mi corazón y en mi mente, que a pesar de tu ausencia, te aprecio, te quiero y te entiendo, quizás, por que no sé verte de otra manera. Quizás por que no me resigno a que alguna vez, una mañana cualquiera escuche tu voz al teléfono, y me digas te quiero.

Mil veces escribí cartas que nunca llegaron a ver tus ojos, pero… que importa!, son mi descarga y mi manera de sentirte cerca, aunque la impotencia de saberte irreemplazable duela, sé que estás a tu manera, sé que todo pasa, y sé que pasarán también, las lágrimas nocheras….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s