Y de repente…

Y de repente… sos como el aire que respiro, invisible, pero presente, no se vé, pero se siente…

Y de repente se arman las piezas de una historia que recién comienza a formar el camino. Cautos, a escondidas del qué dirán de la gente. No por que sea una mentira, sino por que lo queremos nuestro. Y así de repente, también, te encontré entre tantas miradas, pero la tuya llamaba, atrapaba, había nostalgia, dudas y transparencias en ella.

Y de repente te encuentro conmigo, a veces silencioso, a veces perdido, pero aquí, conmigo. Y me gustaría salvaguardarte, protegerte, quitarte los miedos y las inseguridades, darte lo que aún no conoces, decirte lo que nadie te dijo, ya, alguna vez.

Y de repente te pienso y te quiero, pero callo algunas cosas, quizás por que no sé encontrar las palabras justas, el sentimiento exacto… a veces toca esperar, a veces soñar, y a veces simplemente vivir… pero siempre estás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s