Siento…

… que te extraño, y es extraño, por que aunque pasamos mucho tiempo juntos… no te conozco… no sé cuál es tu película favorita, no sé qué te apasiona, no se… cómo será tu forma de amar. No sé muchas cosas. Pero sé que en tu mirada hay algo que me transporta hacia un lugar que no sé definir… pero me llena.

… que día a día me inspiras un  poco más, siento alegría si cerca estás, siento mi corazón latir más fuerte en esos momentos, y no me lo explico… y me sorprende, y me hace volar.

… que pierdo el miedo, que nada me separa, que todo es posible, que de alguna u otra manera, siempre estarás, allí, en mi camino. No preguntes por qué. A lo mejor son sólo ilusiones mías, a lo mejor la energía que me transmite tu presencia me lo dice. A lo mejor… no es nada.

… que estamos conectados aún en las distancias. Que a lo mejor cuando te dije que no, en mi corazón quería decirte que sí. Perdí el precepto del qué dirán. Perdí el cuidado, aumenté mi fortaleza, y aunque me avergüence enormemente que lo sepas, al mismo tiempo muero por correr a decirte que te siento…

… que cuando rozo tu mano o tus brazos me recorre un aire fresco por las venas. ¿Será el amor que entra en mí? ¿O simplemente estoy delirando?… quiero dejarme llevar por esta ruta desconocida, el no saber qué pasa por tu mente o tu alma le agrega emoción a mi sentimiento tan nuevo, tan especial, tan raro, tan desconocido.

Y me gusta cuando me escribes con picardía, y me gusta cuando me miras a escondidas, y me gusta como hablas, como piensas, como te deslizas por la vida, impulsando a cada paso que das, fuerza y alegría. Aunque me queje también me gusta que me retes por las cosas que hago y que me hacen daño. Me gusta cuando callas, cuando hablas, cuando miras, cuando ries, cuando simplemente existes.

No espero nada, solo vivo y disfruto el sentir. Por que te siento, y desespera no saberlo explicar exactamente, pero hasta incluso disfruto no saber. No tener condiciones. No pedirte nada. Simplemente darte y compartir. Lo que reciba será un sentimiento más. Y me siento tan libre pero tan apegada al corazón. A tu nombre… y a tu calor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s