De silencios, palabras y felicidad.

Cada vez noto más cómo la gente calla lo que siente. Y honestamente, no lo entiendo. ¿Qué es lo peor que puede pasar?.

Ok, se puede dar el caso en el que decirle algo a alguien a quien queremos mucho puede llegar a ser una situación bastante incómoda, y para muchos aterradora. Pero si es verdad, si usamos las palabras de la mejor manera, y si dejamos en claro que la intención es ser honestos y JAMÁS dañar a lo otro, no debería de ser un problema.

La mentira puede ser dulce o amarga, pero nunca puede ser buena, la verdad puede ser dulce o amarga, pero nunca puede ser mala.

Respecto a aquellos que temen decirle a alguien a quien quieren mucho que sus sentimientos son tales, especialmente cuando estan en una relación de amistad y no quieren dañarla, o lo que sea. Sepan que con sentirlo, por más que nolo digan, la relación se dañará. ¿Por qué? Porque siempre estará en el medio el sentimiento “oculto” que llevamos dentro, y créanme, el otro se da cuenta, aunque no lo demuestre o no lo acepte. Asi que siempre recomiendo que lo que se sienta, se diga. Yo por lo menos, lo hago en todos los aspectos de mi vida, y lo recomiendo, por supuesto.

El miedo. El miedo te limita de una manera tan estúpida que te perdés cosas inimaginables si no lo enfrentas. El riesgo no está, el riesgo lo inventamos nosotros. Es cierto que no somos irrompibles, que sufrimos, que nos lastimamos, que nos golpeamos y que lloramos y pataleamos como la puta madre. Pero al fin y al cabo, si aprendemos a ver bien, comprendemos que es parte del aprendizaje de la vida. Que es gracias a nuestros tropiezos que nosotros maduramos, crecemos y cambiamos. Muchas personas creen que cambiar es malo. Y yo creo que no es así, cambiar es maravilloso, si siguieramos las mismas pautas y condiciones todos los santos días de nuestras vidas, la vida sería un aburrimiento terrible, peor que verse el chavo del ocho tres semanas seguidas sin parar. Además, el cambio implica un paso, un progreso, un salir de nuevo hacia adelante, sobre todo cuando nos enfrentamos a una situación que no nos agrada demasiado.

Honestamente, adoro los desafíos, y me golpeé millones de veces, si fuera gráfico mi cabeza ya no tendría arreglo. Pero de todo ello algo aprendí, de todo lo que perdí algo gané, de todo lo que sufrí, despues fui feliz doblemente.

Y hablando de felicidad, creo que la felicidad es un estado permanente. Podés tener todos los problemas del mundo y, sin embargo, sentirte feliz, no es gracias a los demás, no es gracias a que tenés más o menos dinero, no es por que alguien te quiere o por que tenes mas animales, mas vestuario, mas, mas, mas nada. Es por que tenes amor propio y sos consciente de que lo que no te mata te fortalece. Sos consciente de que sos único, irrepetible e irremplazable, y que no necesitas más que sentirte bien con vos mismo, para ser feliz. Aunque suene trillado, la felicidad está dentro de uno mismo.

Prometo ampliar sobre este tema más adelante.

Anuncios

2 pensamientos en “De silencios, palabras y felicidad.

  1. No podría estar más de acuerdo contigo !!… Es increíble encontrar a alguien que me pueda entender … o más bien, a quien yo pueda entender perfectamente como siente y ve el mundo y la vida !!! Fantástico saber que no estoy tan sola en mi forma de definir y vivir el verdadero significado de la FELICIDAD, y en mi actitud espontanea, abierta y honesta frente a esta hermosa, y tan corta, vida que nos fue regalada !!
    Saludos y cariños !

    http://cuentosdelfindelmundo.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s